jueves, 13 de mayo de 2010

La hora del café


Lo bueno que tiene Nueva York es que te encuentras con cosas como esta casi sin querer. A diferencia de otros lugares en los que es más complicado dar con alguna "imagen" ahí podría decirse que lo difícil es no encontrar algo interesante.
Luego, eso sí, juega el ojo (o la suerte) de cada uno. Yo creo que puedo decir que tuve bastante suerte al recoger este momento...
Datos foto: cámara Olympus e-520; ISO 200; 30 mm; f/5,1; 1/400 seg.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada